top of page

+ Productividad y - Bienestar: La falsa historia de la productividad

¿No alcanzaste a desayunar hoy por ir al trabajo?


Hemos crecido creyendo que ser productivo es igual a trabajar más horas, ésto quiere decir que entre más tiempo estemos en el trabajo, podremos llevar a cabo más actividades y tachar más pendientes.


En la mayoría de libros de “las grandes rutinas de los CEOs”, se incluyen prácticas como despertarse a las 4 am, trabajar en los fines de semana y hasta ¿ser estratégicos de cuándo ir al baño? Díos mío…


Esto ha resultado en que ahora normalizamos saltarnos el desayuno y hasta la hora de la comida y estemos hasta altas horas de la noche en nuestras oficinas. ¿Te suena todo esto?


Recordemos que somos como baterías que tienen que recargarse y cada día tenemos una cantidad limitada de energía física, emocional y mental dentro de nosotros. Desgraciadamente, hoy en día, nos la pasamos así.



Debido a esto no te fluyen las ideas, te desconcentras en las juntas y lees y relees un correo y nomás no lo terminas de entender.


El costo de mantener esta forma de trabajo es altísimo, y no es por nada que hoy en día vemos a la mayoría de equipos en un estado de Burnout. Por ende, entre más burnout haya dentro de nuestras organizaciones menos engagement tendremos.


Si crees que esto tiene que cambiar, te podrías preguntar:

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestro bienestar mientras mantenemos un gran rendimiento en el trabajo?


Aquí te va una solución por dónde puedes empezar, y es:

Tomar más pausas y descansos.


Después de analizar más de 80 estudios, Zhanna y Duygu, maestras de escuelas de negocios y RH en Canadá, confirmaron que tomar pausas durante el día puede mejorar el bienestar al mismo tiempo que ayuda a aumentar nuestra productividad y rendimiento.

Ahora, sabemos que existen muchos tipos de descansos desde tomar una siesta, prepararte una botana, ver un capítulo de tu serie en Netflix o el más común: navegar en redes sociales. El 97% de las personas hacen esto durante su horario laboral, y aunque según nosotros así nos despejamos y descansamos, estudios han encontrado que hacer esto puede llevar a un agotamiento emocional, resultando en una disminución de nuestra creatividad y compromiso en el trabajo.


Así que, en vez de ver redes sociales, aquí te van los consejos más importantes para tener descansos efectivos que aumenten tu bienestar:


  1. Micro-pausas: Tomar descansos cortos y regulares a lo largo del día puede prevenir el agotamiento y mejorar el rendimiento.

  2. Momento oportuno: Los descansos cortos son más efectivos por la mañana, mientras que los descansos más largos son beneficiosos por la tarde, cuando la fatiga tiende a aumentar.

  3. Lugar: Tomar descansos al aire libre, especialmente en espacios verdes, es más efectivo para recargar los recursos que quedarse en el escritorio.

  4. Actividad en el descanso: Participar en actividades físicas durante los descansos, como hacer ejercicio, puede mejorar significativamente el bienestar y el rendimiento.

  5. Compañía durante el descanso: Interactuar con mascotas, como perros, puede reducir los niveles de estrés y mejorar el bienestar psicológico, lo que potencialmente beneficia el rendimiento de los empleados.

Por lo tanto te recordamos que el descanso es primordial para tener una mayor productividad en nuestro día laboral y en nuestra vida en general.




*Este artículo fue publicado por Harvard Business Review, escrito por Zhanna Lyubykh y Duygu Biricik En ocasiones Wefor toma estos artículos, los resume, con el fin de entregarte herramientas más actualizadas al día de hoy, para tu vida profesional y personal. Puedes leer completo el artículo aquí: https://hbr.org/2023/05/how-to-take-better-breaks-at-work-according-to-research



63 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page